Es la “crisis negra” para el mundo del chocolate

En 2024, la “sorpresa” de Pascua para muchos clientes fue el fuerte aumento del coste de los huevos de chocolate.

No hace falta más que pasear por las estanterías de los supermercados para darse cuenta de la diferencia con respecto a años anteriores.

Pero esta tendencia obviamente no surge del repentino deseo por parte de los chocolateros de “enriquecerse” a expensas de los consumidores durante una festividad que tiene precisamente al huevo de Pascua como producto estrella, indispensable para muchas familias.

Todo lo contrario: en la base de este repentino fenómeno hay una explicación completamente logística.

COSTES DESORBITADOS

Sencillamente, el coste al por mayor de los suministros de cacao -el ingrediente clave para fabricar chocolate- se ha vuelto literalmente loco en los últimos meses.

No hay otra forma de describir un aumento del 400%, que ha llevado a esta materia prima indispensable a cifras “récord” sin precedentes.

Para poner mejor la situación en perspectiva, basta con decir que actualmente una tonelada de cacao cuesta en el mercado más de 10.000 dólares – en comparación con los aproximadamente 2.000 en épocas más normales.

Costes que luego se “reparten” inevitablemente por toda la cadena de suministro hasta llegar al producto final y a los bolsillos de los clientes.

Pero, ¿cómo se ha podido llegar a esta situación con un bien “sencillo” que todos tendemos a dar relativamente por sentado?

EXPORTACIONES EN CRISIS

El gran problema es que la materia prima cacao se exporta principalmente desde dos países: Ghana y Costa de Marfil son responsables de aproximadamente el 60% de los suministros mundiales de cacao.

Pero debido a una serie de circunstancias excepcionales, ambos países han experimentado producciones fuertemente limitadas en el último período: a las condiciones meteorológicas desfavorables de este año se sumaron una serie de enfermedades de las plantas que devastaron los cultivos y, por lo tanto, tuvieron un impacto muy fuerte en las cosechas.

Ante los primeros síntomas de escasez, los productores de chocolate se apresuraron a acaparar la poca materia prima disponible, asegurando así la continuidad de la producción.

Esto provocó también un aumento de los precios, debido a las leyes inmutables de la oferta y la demanda.

Pero a todo esto hay que añadir la especulación de los agentes económicos que compran materias primas no para satisfacer sus necesidades de producción, sino simplemente para revenderlas más tarde a un precio más alto.

El resultado es el que estamos viendo: para los analistas se trata de la “mayor escasez de cacao de los últimos 60 años, con un déficit de más de 370 mil toneladas solo para 2024.

LOS PROBLEMAS DE LAS EMPRESAS

Esta particular coyuntura ha causado estragos en todo el sector de la confitería, hasta el punto de afectar gravemente al negocio de las principales empresas implicadas.

Por ejemplo, las acciones de Hershey y Nestlé (dos de los mayores gigantes mundiales del chocolate) han caído un 22% y un 13% respectivamente en los últimos meses.

Este año, los fabricantes han intentado amortiguar la crisis del mercado como han podido.

Por ejemplo, algunos han optado por reducir el tamaño de sus huevos de Pascua para proponer al cliente un precio que, en cualquier caso, no es “sorprendente”.

Es el fenómeno que los angloparlantes llaman“shrinkflation“, la combinación de “shrink” e “inflation”. Cuando un producto aumenta simultáneamente de coste y disminuye de cantidad.

(El mismo mecanismo que llevó a algunos productores de pasta, en plena crisis ucraniana y con el coste del trigo por las nubes, a introducir paquetes de 400 gramos en lugar de los tradicionales de 500 gramos).

Pero obviamente se trata de una solución insuficiente y temporal a un problema que corre el riesgo de adquirir rasgos de estructuralidad.

Si bien las enfermedades de las plantas pueden ser un fenómeno que no se repita todos los años, las condiciones climáticas de los países productores parecen estar atravesando una fase de mutación a largo plazo – como el resto del planeta – que podría poner también en crisis los cultivos en los años venideros.

SEGURIDAD EN LA CADENA DE SUMINISTRO

Esta es una demostración más de cómo un solo imprevisto en la cadena de suministro global basta para “bloquear” los engranajes de un mecanismo absolutamente fundamental para el propio bienestar y seguridad de nuestras empresas.

Por eso, “asegurar” la cadena de suministro es hoy una de las primeras misiones estratégicas para cualquier empresa que quiera garantizar la continuidad de su negocio incluso frente a los “shocks” globales que -como desgraciadamente hemos visto con multitud de ejemplos en los últimos años- siguen produciéndose puntualmente.

Por eso, en Logistics4You ofrecemos a las empresas un excelente servicio de transporte de mercancías: para garantizar a todos los que lo necesiten la máxima seguridad de poder enviar y entregar sus mercancías en 24 horas en toda Europa.

Garantizar la seguridad y la constancia  de los suministros – incluso en presencia de condiciones difíciles o de “emergencia” – es una tarea fundamental: de hecho, cuando esta seguridad falta, los efectos se hacen notar y saltan a los titulares, como lo está haciendo actualmente la “crisis” del chocolate.

En cualquier momento y por cualquier motivo que tu empresa necesite un envío profesional ultrarrápido y garantizado, Logistics4You es el mejor socio estratégico al que puedes recurrir en cualquier momento: 24 horas al día, 365 días al año.

Para obtener más información o solicitar ahora una entrega urgente y dedicada, haz clic aquí.

¡Síguenos en Linkedin!